HALLAZGO



Paseando al ritmo,
del rechinar de tus dientes,
de que me di cuenta,
mi boca sabía a tierra.

Lisboa (enero 2011, Chema G. Araque)